El Business Intelligence aplicado a los hospitales, una revolución para el sector.

Las soluciones de Business Intelligence son aplicables a todo tipo de empresas y sectores y ofrecen resultados extraordinarios que permiten transformar el funcionamiento mismo de las compañías y aprovechar al máximo su estructura y sus oportunidades de negocio. ¿Y en el sector hospitalario? Pues aquí también se abre un amplio abanico de posibilidades.

Algunas de las características destacables y que ya se están aplicando en algunos centros hacen referencia a la gestión de las citas de los pacientes, a su derivación y a la elaboración de informes sobre cómo se está atendiendo a los enfermos, cómo se puede optimizar el sistema y datos similares.

Además también se puede, mediante las nuevas herramienta,  facilitar la labor de los médicos. En este sentido, se pueden juntar los datos de los pacientes con una misma patología y extraer conclusiones sobre la misma: origen, síntomas, evolución o tratamiento. La toma de decisiones clínicas adecuadas tiene, así, ventajas en una doble vertiente: en términos de salud para el paciente y en lo que se refiere al ahorro de recursos sanitarios.

En una línea similar, en algunos hospitales ya se está trabajando con soluciones que permiten atender a distancia al paciente, guardar todos sus datos en su historia clínica y acceder a ella en tiempo real, lo que conlleva un importante ahorro de tiempo, costes y una mayor comodidad para el paciente.

En el campo de la investigación médica, las soluciones de Business Intelligence permiten a los doctores recibir la información y la colaboración de otros colegas y hospitales sobre determinados casos de estudio que se estén desarrollando, lo que permite centralizar la información, incluso a nivel internacional, y facilitar el avance por el camino adecuado.

Evidentemente, nos encontramos en un campo en el que se maneja información personal altamente protegida, por lo que existen dos aspectos con los que hay que tener mucho cuidado: la confidencialidad y la seguridad.

Para los profesionales de la enfermería, otro de los colectivos destacados en los hospitales, el Business Intelligence puede facilitar la gestión de su día a día y, sobre todo, analizar la información recabada: ¿cómo evoluciona un paciente después de recibir su medicación? ¿Qué factores influyen en una recaída?

A nivel de gestión empresarial, los directores de los centros tienen a su disposición todos los datos del funcionamiento del hospital: pacientes por especialidad, a cuántos pacientes pasan consulta los médicos por área, qué medicamentos son los más gastados, qué áreas necesitan más recursos, dónde se producen las mayores quejas, etc.

De todo lo anterior se deduce BI para centros de Salud u Hospitales, puede contribuir a una mejor gestión y a avanzar más rápidamente en el estudio de determinadas enfermedades. Según un reciente estudio de IBM, el volumen de conocimiento médico se duplica cada cinco años. ¿Imaginamos la cantidad de información de la que estamos hablando? Sin olvidar los beneficios que aporta a los costos y tiempo de gestión.